Convectores

La última actualización fue el:19/01/2018 15:44

¿Qué es un convector?

Se trata de un aparato eléctrico que recoge aire frío de la estancia y lo expulsa caliente, de forma veloz y focalizada, es decir, hacia un punto específico. Podemos regular la temperatura que más nos convenga de los convectores mediante un termostato, que acostumbra a estar puesto en uno de los laterales.

 

¿Por qué comprar un convector?

Los convectores ofrecen un calor constante. Son ideales para habitaciones de tamaño medio que necesitan calor ocasional.

¿Cómo funcionan los convectores?

Los convectores calientan de manera directa el aire que traspasa por unas resistencias que se calientan merced a la corriente eléctrica. El aire caliente al pesar menos asciende por convección y calienta la estancia. Se trata de un sistema de calefacción que puede tener un alto consumo si con él se pretende calentar grandes estancias. Al contrario, pueden resultar muy cómodos para calentar pequeñas dependencias como el baño o bien la cocina. Este sistema tiene la enorme ventaja de que calienta la habitación donde lo pongamos en poquísimo tiempo.

Su empleo resulta muy cómodo puesto que son ligeros de transportar y no precisan ningún género de instalación, solo un enchufe. Tal vez el inconveniente que tienen es que pueden resultar un tanto ruidosos.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen los convectores?

¿Qué ventajas tienen los convectores?

La instalación de los convectores eléctricos es ínfima, es suficiente con enchufarlo a la red eléctrica de nuestra casa o bien oficina. Recuerda que los hay fijos a la pared (tienen “soporte mural”) o bien portátiles con asas y ruedas para su transporte de una habitación a otra. Dan calor al momento y son de bajo consumo. No emiten gases siendo eléctricos. Mejor si tienen termostato y mando.

¿Qué inconvenientes tienen los convectores?

No son eficientes para calentar grandes espacios (solo en aseos, baños o bien en cocinas). Además de esto pueden ser bastante ruidosos (adquirir uno silencioso si nos molesta el estruendo) y no se aconsejan para personas alérgicas al polvo. La sensación de calor por “chorro de aire caliente” puede no tener muchos seguidores. Cuando no recibes el chorro, sientes frío nuevamente.

 

 

También te puede interesar