Estufas De Queroseno Y Parafina

La última actualización fue el:20/01/2018 18:43

¿Qué son las estufas de queroseno y parafina?

Las estufas de queroseno y parafina son calefactores pensados para funcionar quemando dicho material como combustible. Estos modelos de estufa son muy aconsejables para zonas con cortes frecuentes de electricidad, ya que no necesitan de una fuente de energía externa para funcionar largo tiempo. Estas estufas están pensadas para que nos duren muchos años. Es decir, funcionan sin problemas unos 25 años aproximadamente.

¿Por qué comprar una estufa de queroseno ó parafina?

Estas estufas tienen unos precios muy asequibles para nuestra economía doméstica. Si no queremos invertir mucho dinero, por ejemplo, en una estufa de pellets o una chimenea, este tipo de estufas es una buena opción. Las estufas de queroseno y parafina son una gran alternativa para calentar habitaciones de pequeño tamaño y que estén bien ventiladas. Igual que las estufas eléctricas, estas estufas son grandes calefactores portátiles y fácilmente transportables cuando lo necesitemos.

¿Qué es el queroseno?

Es un líquido transparente e inflamable, de ligera coloración amarillenta, mezcla de hidrocarburos (parafínicos y nafténicos) obtenidos mediante la destilación del petróleo. Es un carburante intermedio entre la gasolina y el gasoil.

¿Qué es la parafina?

Es una mezcla de hidrocarburos provenientes  principalmente del petróleo y del carbón, aunque en menor cantidad. Se obtiene a través de la destilación a temperatura elevada del petróleo. Una buena parafina es de color azul intenso, olor fuerte y no es aceitosa al tacto.

¿Qué tipos de estufas de parafina podemos encontrar?

Si tenemos un salón ó habitación de más de 20 m2, las estufas de parafina nos permiten caldear rápidamente la estancia. Al ser portátiles podemos, además, moverlas fácilmente de una habitación a otra. Podemos diferenciar básicamente 2 clases según el tipo de encendido: de mecha (para su funcionamiento necesita combustible y un par de pilas) y eléctricas, que van conectadas a la red eléctrica y aportan mayor seguridad y potencia.

Estufa de parafina de mecha:

Se accionan por medio de un encendedor que prende la llama y calienta el combustible. Proporcionan un calor intenso desde que prendemos la mecha y no precisan ningún requisito de instalación. Ni tan siquiera un enchufe. Su autonomía ronda aproximadamente las 15 horas. Están indicadas para zonas con una buena ventilación y renovación de aire (salón, pasillos, comedor). No es recomendable su uso en dormitorios.

Hay que tener en cuenta que estas estufas de mecha tienen 2 consumibles que se deterioran con el uso y deberemos cambiarlas con frecuencia. Las pilas, que provocan el encendido, y la propia mecha, por donde prende el combustible.Estufas de queroseno y parafina. Estufa de parafina de mecha: Se accionan por medio de un encendedor que prende la llama y calienta el combustible. Proporcionan un calor intenso desde que prendemos la mecha y no precisan ningún requisito de instalación. Ni tan siquiera un enchufe. Su autonomía ronda aproximadamente las 15 horas. Están indicadas para zonas con una buena ventilación y renovación de aire (salón, pasillos, comedor). No es recomendable su uso en dormitorios. Hay que tener en cuenta que estas estufas de mecha tienen 2 consumibles que se deterioran con el uso y deberemos cambiarlas con frecuencia. Las pilas, que provocan el encendido, y la propia mecha, por donde prende el combustible.

 

Estufa de parafina electrónica:

Estas estufas consumen menos que las de mecha y tienen más potencia. Son muy eficientes ya que podemos programar su funcionamiento indicando el tiempo y la temperatura que deseemos que esté emitiendo calor. Además, hay modelos que incluyen un sistema de seguridad que impide que los niños accionen algún botón accidentalmente ya que al hacer presión bruscamente, las teclas se bloquean. Estas estufas poseen quemadores con capacidad autolimpiable y precisan de una conexión a la red eléctrica.

Estufas de queroseno y parafina. Estufa electrónica: Estas estufas consumen menos que las de mecha y tienen más potencia. Son muy eficientes ya que podemos programar su funcionamiento indicando el tiempo y la temperatura que deseemos que esté emitiendo calor. Además, hay modelos que incluyen un sistema de seguridad que impide que los niños accionen algún botón accidentalmente ya que al hacer presión bruscamente, las teclas se bloquean. Estas estufas poseen quemadores con capacidad autolimpiable y precisan de una conexión a la red eléctrica.

 ¿Qué tipos de estufas de queroseno podemos encontrar?

Estufas de queroseno con encendido eléctrico:

La única diferencia que existe entre este modelo de queroseno y el anterior de parafina, es que tiene un quemador eléctrico que es el encargado de realizar la combustión del queroseno. Así, no tendremos que comprar mechas de encendido de remplazo cuando se nos agoten con el uso.

Estufas de queroseno y parafina. Estufa de queroseno con encendido eléctrico: La única diferencia que existe entre este modelo de queroseno y el anterior de parafina, es que tiene un quemador eléctrico que es el encargado de realizar la combustión del queroseno. Así, no tendremos que comprar mechas de encendido de remplazo cuando se nos agoten con el uso.

¿Qué ventajas tienen las estufas de queroseno y parafina?

  • Calor seco: Los calefactores de queroseno apenas ocasionan humedad, a diferencia de otros modelos de calefacción como la de gas butano. Esto favorece la sensación rápida de calor que con otros modelos tarda más en producirse.
  • La parafina es un combustible seguro. No presenta riesgo de explosión como ocurriría con el butano, y a pesar de que el riesgo de incendio sigue estando presente, es muy bajo. Para empezar a quemar el combustible necesita alcanzar más de 60 grados, por lo que tiene un riesgo mínimo.
  • No necesita tener instalaciones de ningún tipo ni depender de tuberías ni luz (salvo algunos tipos de calefactores que tienen quemadores eléctricos).
  • Propagan el calor rápidamente
  • Están pensadas para calentar habitaciones entorno a 20 m2, aunque los modelos de alta gama pueden calentar el triple de ese tamaño.
  • Poseen un gran rendimiento y su eficiencia energética es cercana al 100%.
  • Gran ahorro. Si empleamos unos 20 litros de parafina líquida o queroseno conseguiremos que esté activa cerca de 100 horas.
  • Las estufas de queroseno y parafina son baratas.

¿Qué desventajas tienen las estufas de queroseno y parafina?

  • Deben usarse en espacios ventilados.
  • No deben utilizarse para calentar dormitorios por la noche debido al monóxido de carbono que desprenden.
  • El queroseno y la parafina desprenden olor, Especialmente en el encendido.
  • Debemos tener mucho cuidado con el monóxido de carbono y tener muy bien ventilada la habitación en la que se encuentre la estufa de parafina. Aunque estas estufas tienen un sistema de seguridad, no debemos descuidar nuestra seguridad.

¿Cuánto gasta una estufa de parafina?

Podemos encontrar bidones de parafina de varios tamaños. El precio de un bidón de parafina de 20 litros cuesta aproximadamente unos 40 euros. Por lo que deducimos que el litro nos costará a 2 €/l.

Fórmula: 40 € : 20 litros = 2 €/litro

¿Cuánto consume una estufa de parafina?

El consumo de estos calefactores depende de su potencia. Una estufa de parafina sencilla puede calentar una habitación de 40 m2 con un consumo que aproximadamente, oscilará, entre 0,10 y 0,30 liros/hora (dependiendo de la temperatura que hayamos seleccionado y la de la habitación, así como la calidad del aislamiento).

A partir de estos datos obtenemos el siguiente rango:

  •          0,10 litros/litros hora x 2 €/litro = 0,20 €/hora.
  •          0,30 litros/litros hora x 2 €/litro = 0,60 €/hora.

En resumen, el gasto por m2 de parafina oscilará entre:

  • (En el mejor de los casos) 0,20 €/h : 40 metros cuadrados = 0,005 €/h
  • (En el peor de los casos) 0,60 €/h : 40 metros cuadrados = 0,015 €/h

Las estufas electrónicas tienen un reducido consumo eléctrico empleado en el ventilador y display de las mismas.

¿Qué consejos de seguridad debemos seguir con las estufas de queroseno y parafina?

  • Las estufas deben estar fuera del alcance de niños y animales domésticos, sobre todo si la estufa es de mecha
  • Se debe mantener una distancia de seguridad entre la estufa de parafina y otros materiales inflamables, como cortinas de al menos, 50 cm .
  • Las estufas de parafina incorporan un sensor que cada vez que detecta una alta concentración de CO2 automáticamente apaga el sistema. Cuando esto ocurra debemos ventilar la habitación. Son suficientes de 10-15 minutos para renovar el aire de la estancia.
  • Debemos apagar la estufa antes de irnos a dormir, y no quedarnos dormidos mientras la estufa esté en funcionamiento.
  • No están indicadas para espacios menores de 10 m2 por que se apagarían periódicamente como causa del nivel de CO2 detectado en el ambiente.

Conclusión:

Si estás buscando una estufa para calentar habitaciones de pequeño tamaño, que te proporcione calor seco rápidamente, de bajo consumo y fácil transporte, éste es tu tipo de calefactor. Pero no olvides mantener siempre una buena ventilación en la estancia en que se encuentre la estufa.

También te puede interesar