Radiadores De Aceite

La última actualización fue el:03/01/2018 21:12

Guía para comprar un radiador de aceite

No hay nada mejor que estar cómodo en casa. Aunque te guste el invierno, no puedes parar de pensar en lo costoso que va a salir calentar tu casa del frío. Seguro que has revisado múltiples opciones como estufas eléctricas, de gas, transmisores térmicos pero ¿ninguna consigue persuadirte completamente? ¿Verdaderamente calientan los radiadores de aceite? ¿Son más económicos? O bien ¿Qué modelo es el mejor? Si tienes todas y cada una estas preguntas te ayudaré a responderlas.

¿Qué es un radiador de aceite?

Es un calefactor construido en aluminio o acero, que tiene una resistencia interna, y que al conectarlo a la corriente eléctrica calienta el aceite que se halla dentro del radiador, produciendo de esta forma el calor.

¿Por qué comprar un radiador de aceite?

Estos radiadores tienen precios muy económicos. Aunque tardan más tiempo en calentar que otros calefactores, logran mantener la temperatura más tiempo por medio del aceite que poseen en su interior. Una vez hemos apagado el radiador, continuará emitiendo calor de 20 a 25 minutos aproximadamente. Además, disponen de ruedas, haciendo muy fácil transportarlos de una habitación a otra sin ningún esfuerzo.

¿Cómo funcionan los radiadores de aceite?

Funcionan por convección. Es decir, el calor interno de las aletas del radiador es propagado hacia la superficie exterior por conducción, y cuando el aire frío contacta con la superficie caliente exterior, el aire se eleva y absorbe más aire frío hacia las aletas del radiador.

En su interior poseen un aceite que es calentado por medio de unas resistencias eléctricas. El aceite calienta la superficie del radiador y a través de ésta superficie se emite el calor hacia el exterior de la habitación.

El aceite que lleva en su interior el radiador NO se quema y es un tanto más espeso que el aceite normal. Tampoco tenemos que cambiarlo ni nada semejante. Solo debemos conectarlo a la corriente eléctrica, regular la temperatura y aguardar a que caliente nuestra habitación.

Termostato y su interfaz

Para los usuarios más detallistas y que deseen tener un control absoluto de la temperatura de la habitación, este es un factor esencial. La gran mayoría de radiadores de aceite del mercado, nos dejarán supervisar de alguna manera la temperatura que irradian, aunque el modo en que lo hacen puede variar.

Desde un simple limitador que no deja que la temperatura suba de ciertos grados, hasta termostatos con interfaz que nos dejarán establecer con precisión la temperatura que requerimos. En el momento de escoger, a más control que pretendamos de la temperatura, más detallistas debemos ponernos en las opciones de termostato y su interfaz.

¿Qué diferencias hay entre un radiador de aceite y un emisor térmico?

Los radiadores de aceite y los emisores térmicos (también conocidos como acumuladores de calor) tienen semejanzas (como que los dos consumen corriente eléctrica y producen calor), pero también tienen diferencias.

  • La diferencia más esencial es en lo que se refiere a su funcionamiento. Los radiadores de aceite, calientan el aceite en el radiador a través de una resistencia, al tiempo que en los transmisores térmicos, las resistencias calientan el aire frío que entra por una abertura en la parte de abajo del aparato, haciendo que salga aire caliente en la parte superior.
  • Otra diferencia entre ellos es que en los emisores térmicos el calor se empieza a sentir inmediatamente al encender el aparato, mientras que en los radiadores de aceite, éste, tarda más tiempo porque debe calentarse primero el aceite dentro del electrodoméstico.

Eso sí, en los radiadores de aceite el calor dura más tiempo. Todavía podremos sentirlo 1 hora después de haberlo apagado. Cosa que no sucede con los emisores térmicos, que al apagarlo deja de producir calor inmediatamente.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen los radiadores de aceite?

¿Qué ventajas tienen los radiadores de aceite?

  • Logran mantener más tiempo la temperatura que otros calefactores por medio del aceite que discurre por las resistencias, que son las que emiten el calor. Una vez apagados, pueden estar desprendiendo calor, de 20 a 25 minutos, de forma aproximada.
  • Tienen un costo muy económico.
  • No precisan de ninguna obra o instalación anterior. Sólo requieren conectarse a la red eléctrica.
  • Tienen el beneficio de que disponen de ruedas, con lo que se pueden llevar de un lado para otro sin esfuerzo.
  • No requieren de ningún mantenimiento.
  • No hacen nada de ruido.

¿Qué inconvenientes tienen los radiadores de aceite?

  • Son algo lentos en calentarse.
  • Gastan más que otros calefactores. Si lo tenemos encendido varias horas al día lo vamos a notar en nuestra factura de luz.

¿Cuánto consumen los radiadores de aceite?

Hay que tener en cuenta que estos aparatos en general, no son de bajo consumo. No los tenemos encendidos todo el día, puesto que hay muchas horas que pasamos fuera de casa. Como todo aparato eléctrico, los radiadores de aceite consumen cierta cantidad de electricidad.

El consumo aproximado de un radiador de aceite, con potencia entre los 1500W ó 2000W es de unos 750W por hora. Esto, traducido a dinero, vendría siendo unos 0,19 euros por hora.

El equivalente al consumo eléctrico de un horno eléctrico o bien una nevera. Por ejemplo, si tenemos un radiador con una potencia de 2000W encendido durante 8 horas al día durante un mes, su costo sería de 45,60 Euros al mes.

0,19 (Euros/hora) X 8 (Horas/día) = 1,52 (Euros/día) X 30 (Días) = 45,60 Euros/mes

¿Los radiadores de aceite son seguros?

Los radiadores de aceite son una de las maneras más seguras de calentar las habitaciones. No obstante, ser cautos no está demás. De ahí que que la mayor parte de los modelos incluyen funciones para aumentar la seguridad.

Lo más frecuente es el sistema de desconexión automática por sobrecarga. Es sumamente aconsejable que nos aseguremos de tener esta función en nuestro radiador a fin de que exactamente él mismo, se desconecte cuando advierta un pico de energía o bien el termostato interno perciba sobrecalentamiento.

Una recomendación de seguridad extra: Estar muy atentos al cable del radiador. No sólo es esencial que la longitud del cable le dé soltura al radiador. También hay que revisar el material en el que está fabricado (asegurarse que sea resistente y esté cubierto) y mantenerlo en todo momento lo más alejado posible del aparato cuando esté encendido.

Si usamos el radiador para el secado de ropa, debemos procurar que las prendas no tengan apenas agua, y mantenerlas de 30 a 40 cm como mínimo distanciadas del aparato.

¿Cuánto cuesta un radiador de aceite?

El rango de precios pertenece a la gama media-alta de los productos y ronda entre los cuarenta euros y los cien euros. Con salvedades por debajo y sobre estos costos, para mayor variedad de opciones.

 

También te puede interesar